Colonia de Sant Jordi

La Colonia de Sant Jordi, situada en el cercano municipio de Ses Salines, es una de las zonas clásicas de veraneo de las familias mallorquinas. Este núcleo que años atrás era un grupo de casas donde habitaban unos pocos pescadores es hoy en día un núcleo turístico de gran prestigio para disfrutar de la gastronomía y de un ocio.

La zona costera con sus islotes y playas vírgenes de fina arena blanca y abundante vegetación, se encuentran todas ellas bañadas por transparentes aguas. La playa de Es Trenc, la zona Costera y la Isla de Cabrera dibujan un triangulo mágico en las Baleares porque reúnen la belleza litoral y del paisaje rural.

 

Playas

El litoral sur de Mallorca está salpicado de playas de arena fina y mar turquesa. Es Trenc se encuentra flanqueado por las playas de Ses Covetes y el arenal de Sa Ràpita, lo que permite largos paseos a la orilla de un mar siempre en calma.

Pero hay muchas otras opciones: en la cercana Colònia de Sant Jordi se encuentran playas como Es Carbó o Es Dols, que ofrecen como regalo la vista panorámica al archipiélago de Cabrera.

 

Cabrera – Parque Nacional marítimo-terrestre

El archipiélago de Cabrera es un minúsculo paraíso declarado Parque Nacional en 1991 situado a 10 km del Cap de ses Salines . Está formado por 19 islas e islotes, la mayor en superficie es Cabrera, seguida de Conejera. Las otras islas mayores son Ses Rates, Els Estels, L’Imperial, Ses Bledes, Es Fonoll, Na Rodona, L’Esponja, Na Plana, Na Pobra, S’Illot Pla, S’Illot y Na Foradada.

Su relieve es montañoso y austero, en las costas predominan los acantilados, algunos superando los 100 metros de altitud y suavizados por calas de aguas turquesas. En las islas viven singulares especies de aves marinas y reptiles, aunque la fauna y la flora más sorprendentes está sumergidas: las praderas de Posidonia y la infinidad especies de peces, un enorme paraíso para los amantes del submarinismo.

La isla cuenta con un castillo de finales del siglo XIV construido con el fin de evitar que se usase el puerto como base pirata y así también permitir una mayor vigilancia de las aguas cercanas a Mallorca.

 

Parque Natural de Mondragó

A menos de 20 km se encuentra Mondragó, un excepcional conjunto de calas vírgenes reconocidas como Parque Natural. Entre ellas se encuentra la cala de Sa Barca Trencada, cercana a Portopetro y más al sur se localiza el Caló des Borgit.

Un pequeño camino enlaza con la cala de Ses Fonts de n’Alís, un espectacular arenal tras el que se descubre un torrente que forma una zona húmeda de gran interés ecológico. En el idílico Parque Natural de Mondragó también destaca S’Amador, una cala virgen de aguas transparentes con un telón de fondo de pinos y acebuches.